Mostrando entradas con la etiqueta leer. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta leer. Mostrar todas las entradas

14.2.17

Nuevos lectores digitales, el reto de la lectura en educación social



Avance del capítulo "Aprender a leer el mundo. La función alfabetizadora de la educación social y alfabetización lectora". Escrito con mi compañero Xavier Úcar para el libro titulado   "Educación social y alfabetización lectora" coordinado por Santiago Yubero, José Antonio Caride, Elisa Larrañaga y  Héctor Pose. Editorial Síntesis.(Diciembre 2016).

1. ¿Qué es la lectura?...

Según Gilles Thérien (1990) la lectura es una actividad en la que desarrollamos cinco procesos: neurofísico (percepción, movimiento de los ojos, etc.); cognitivo (conocimientos previos, estrategias); afectivo (emociones, identificación); argumentativo (desde el punto de vista de la pragmática); y, por último, simbólico (contexto cultural, la imaginación colectiva).
Carr afirma que “la lectura es una actividad corporal. Nuestro cerebro realmente interpreta letras y palabras escritas como objetos físicos, un reflejo del hecho de que nuestras mentes evolucionaron para percibir las cosas y no los símbolos”(2013, p.9).

2. ¿Se trata solo de decodificar?



Desde un enfoque social Freire reflexiona: 


Del mundo a la palabra y de la palabra al mundo”.

“Lenguaje y realidad se vinculan dinámicamente”. 

“La lectura crítica implica la percepción de relaciones entre el texto y el contexto”.


Freire, P. (1996) “La importancia del acto de leer” en Enseñar lengua y literatura en el Bachillerato. Textos de Didáctica de la Lengua y de la Literatura, Barcelona, Graó, nº 15, pp. 81-88. https://ciie-r10.wikispaces.com/file/view/Freire_La+importancia+del+acto+de+leer.pdf 
La Comisión Europea (2001) planteó el carácter fundamental de la alfabetización de la lectura como la clave para todas las áreas de la educación; una clave que facilita la participación en el contexto más amplio del aprendizaje permanente y contribuye a la integración social y el desarrollo personal.


Enseñar a leer exige vincular directamente a la persona con su realidad. El acto de leer implica tres elementos ineludibles y constitutivos que dan forma y sentido a la acción del sujeto sobre el objeto: percepción crítica, interpretación y reescritura (Remolina, 2013) .  
A partir del acto de leer, todo lector se enfrenta a desafíos que lo llevan a otro lugar (Wolf 2008). Los lectores  no estamos confinados en nuestros propios pensamientos sino que interactuamos dentro de nuestro contexto.

3. ¿La alfabetización nos garantiza el acceso a la cultura letrada actual? ¿Disponemos de las competencias necesarias para leer en estos nuevos contextos? ¿Qué hacemos desde la educación social?



¿Somos capaces de leer todo el cartel? ¿Incluido el código QR? ¿Ese código nos ofrecerá información para llegar al mercado? ¿Será el mapa? ¿Qué información nos ofrecerá?


¿Somos capaces de descubrir información en 3D (Realidad Aumentada en el ejemplo)? ¿Cuántas veces hemos leído de forma incompleta sin saberlo?

Pero este cambio no es solo de "ver más allá de lo evidente", es que las personas están experimentando grandes y continuos cambios globales en lo que se refiere a la cantidad y profundidad de información disponible.




En la ilustración superior (elaboración propia) se sitúa al lector o lectora con sus nuevas herramientas tecnológicas: teléfonos móviles-“smart phone”, tabletas y “libros digitales” con conexión a Internet. 

La posibilidad de almacenamiento de estos dispositivos le permite revisar o adquirir fondos de biblioteca digitales sin incrementar la carga por el peso de los libros. Asimismo le permite tener la libertad para escoger lo que le apetece leer en cada momento.

La movilidad de estos nuevos dispositivos  influye directamente en la vida cotidiana de la persona lectora: le permite estar conectado sin cables, interrelacionarse a través de Internet, proponer lecturas a partir de estos nuevos soportes, acceder a la información de forma inmediata, aprender dentro de un contexto y en el momento que se necesita. Burbules (2012) señala que éste acceso y su uso cambia considerablemente la forma de cómo, porqué y dónde aprendemos. Cada uno de estos cambios representa un conjunto de oportunidades y desafíos para enseñar y aprender de nuevas maneras” (2012, p. 3).

Esto permite que, si se desea, se pueda aprender “aquí y ahora”. 

5. ¿Cuáles son nuestras posibilidades en este contexto? 

Para los educadores y las educadoras, es un profundo replanteamiento de sus recursos, las herramientas que utilizan y las metodologías que aplican. Por ello se plantean ocho propuestas educativas orientadas a desarrollar la lectura desde la educación social: abierta, colaborativa, distribuida, experimental, accesible, crítica, intencional y adaptable.
6. ¿Qué puede aportar el/la educador/ora social en este contexto?

Puede integrar estas propuestas en los diferentes contextos, realidades y colectivos sociales en  y con los que actúa. Los espacios privilegiados en los que la pedagogía social y la educación social actúan son los de la vida cotidiana de las personas. Los educadores sociales acompañan a las personas, sea niños, jóvenes, adultos o personas mayores, en los espacios sociales, sean o no institucionales, en los que aquellos se desenvuelven. 

Teniendo en cuenta los nuevos escenarios y las nuevas herramientas tecnológicas, es posible desarrollar proyectos socioeducativos que busquen enriquecerse de la diversidad de espacios de acción, poner énfasis en las particularidades y  analizar otras situaciones.
*Conocer las posibilidades del nuevo lector desde que tiene acceso a Internet. 
*Comprender los procesos sociales y comunicacionales que se generan actualmente.
*Incorporarlos a la enseñanza de la alfabetización y comprensión lectora.
*Desarrollar proyectos orientados a  promover y facilitar lecturas.
*Crear espacios de análisis y discusión. 
*Empoderar al lector, desde una perspectiva social, crítica y democratizadora. 
*Enriquecer la diversidad de espacios de acción, abiertos, colaborativos.
*Promover la alfabetización impresa y en digital para poner énfasis en las particularidades y  analizar otras situaciones.
*Facilitar que los lectores generen también contenido.

Citar: Valdivia, Paloma y Úcar, Xavier (2016) Aprender a leer el mundo. La función alfabetizadora de la Educación Social en Educación social y alfabetización lectora. Coordina Yubero, Caride, Larrañaga y  Pose. Editorial Síntesis.