5.6.17

Empoderar al lector desde la educación social

Esta es una reflexión sobre el rol que juega el/la educador/a social a la hora de promover y facilitar lecturas, ¿Cómo hacer que estás permitan crear espacios de análisis, discusión y crítica?. Esto incluye trabajar para el empoderamiento del lector/a, desde una perspectiva social, crítica y democratizadora.

Aunque leer es una conducta individual, posee un significado social y cultural (Yubero, 2010). Como hace referencia Freire (1996: 2) al afirmar que “La lectura del mundo precede a la lectura de la palabra, de ahí que la posterior lectura de ésta no pueda prescindir de la continuidad de la lectura de aquél. Lenguaje y realidad se vinculan dinámicamente. La comprensión del texto a ser alcanzada por su lectura crítica implica la percepción de relaciones entre el texto y el contexto”.

Después de la lectura, en la mente del lector, se reestructura y reescribe el texto (Freire, 1996) para darle un significado propio y hacerlo suyo. El lector genera una reflexión e interpretación propia a partir de todos los aspectos que hemos ido detallando.

Es importante que desde la Educación Social se promuevan y faciliten lecturas que permitan crear espacios de análisis, discusión y crítica. Esto incluye trabajar para el empoderamiento del lector/a, desde una perspectiva social, crítica y democratizadora.

También debe tener en cuenta los nuevos escenarios y las nuevas herramientas tecnológicas. Es posible desarrollar proyectos de Educación Social que busquen enriquecerse de la diversidad de espacios de acción, poner énfasis en las particularidades y analizar otras situaciones. 

La lectura está relacionada con cuatro aspectos internos del individuo: sus recuerdos, sus competencias lectoras, sus expectativas y sus demandas. En base a ellas, los lectores desarrollan estrategias y analizan el texto de forma crítica, para construir nuevos significados. Se abren a nuevas perspectivas, que les permitan gestionar más y mejor sus emociones y sentimientos, pueden integrar estas propuestas en los diferentes contextos, realidades y colectivos sociales en y con los que actúa, finalmente, también aporta a la creación de un clima apto para el desarrollo de la imaginación.

Los y las educadores sociales en el campo de la alfabetización lectora, tienen el rol de promover y facilitar lecturas que permitan tratar diversos temas, deben proponer actividades que lleven a los lectores a reflexionar sobre su realidad, buscando crear espacios de análisis, discusión y crítica.

Se recomiendan 18 temáticas (listado a continuación) a tratar a través de la lectura, sea de textos informativos, literarios o poéticos.
  • Hábitos saludables/ comida chatarra/ conducta alimentaria
  • Identidad/estereotipos
  • Voz ciudadana/ Derechos y privilegios de la democracia 
  • Familia
  • Minorías/globalización/tradición
  • Maltrato y explotación infantil/universalidad de la educación
  • Ambiente/ contaminación/ sostenibilidad
  • Obsolescencia/consumismo
  • Pobreza/ repartición de la riqueza/ equidad/ disparidad de la riqueza extrema
  • Género
  • Educación para todos/brecha tecnológica
  • Memoria histórica/ reconstrucción/ reconciliación
  • Acoso
  • Espionaje digital /privacidad
  • Homosexualidad
  • Maltrato y abandono animal
  • Inmigración/derechos humanos/refugiados
  • Paz/ Armas/ militarismo

Facilitar el acceso a dos recursos digitales: tablero “Creando cuentos”  y tablero “Contar historias en digital”.

Sorprender con nuevas técnicas, teniendo en cuenta lo tradicional, sencillo, reciclado, así cómo las aplicaciones móviles y el uso de diversas herramientas tecnológicas. Entre todas ellas podemos mencionar: stopmotion, kamishibai, títeres de sombras, títeres de palo.

Citar: Valdivia & Carbonero (2016) La formación inicial del educador/a social de educación en el tiempo libre con el colectivo de jóvenes. Ámbitos deintervención imprescindiblesCongreso Internacional-XXIX Seminario Interuniversitario de Pedagogía Social “Pedagogía social, juventud y transformaciones sociales”. Universitat de Girona.